Saltar al contenido

Windows 10: actualizar o no actualizar, esta es la cuestión.

Seguramente habréis notado cómo en la parte inferior derecha de vuestro Windows os aparecía un icono en forma de ventanita en la que se os invitaba a actualizar a Windows 10.

Mucha gente me ha preguntado últimamente sobre la conveniencia o no de actualizar su sistema operativo de Windows 7, 8, 8.1 a Windows 10  y de que había gente a la que le iba bien y otros que decían que era más de lo mismo, etc. Voy a tratar de explicar un poco para que luego decidáis cada cual si os interesa hacerlo.

Cuando te ha aparecido esa ventanita es que Microsoft ya ha descargado en tu ordenador unos archivos en previsión de que quieras proceder a la actualización, concretamente 2,7GB de datos.

Si queremos realizar la actualización de sistema previamente tendremos que tener nuestro sistema operativo completamente actualizado mediante Windows Update y que, tras comprobar nuestra configuración del PC el instalador nos la de por válida.

Este es el hardware que necesitas para usarlo:

  • Ordenador con Windows 7 SP1 o Windows 8.1
  • Procesador: CPU con 1 GHz o superior
  • RAM: 1 GB para la versión de 32-bit o 2 GB para la de  64-bit
  • Disco duro: 16 GB (versión 32-bit) o 20 GB (versión 64-bit)
  • Tarjeta gráfica: DirectX 9 con WDDM 1.0
  • Monitor: Resolución mínima 800×600

Aunque a priori parezca que los tienes, si se acerca demasiado tu configuración a los requisitos mínimos mejor no actualices porque te va a ir muuuy lento. Yo actualizaría con un  mínimo de 4GB de RAM y un procesador más potente que el que indican los requisitos mínimos.

Las diferencias que vas a notar después de instalar no son muy diferentes visualmente desde Windows 8.1 pero sí que cambian bastante desde Windows 7.

  • Hay que tener cuidado si usamos aplicaciónes muy antiguas (más de 5 años) y accesorios viejos pues es posible que no funcionen en Windows 10 debido a temas de compatibilidades y drivers.
  • Nuestro sistema operativo tiene que ser original con un código válido o, al menos, parecerlo…
  • Perderás el Windows Media center , el solitario, buscaminas y los gadgets de escritorio de Windows 7.

 

  • Si no te gusta el menú de inicio a pesar de que ha mejorado bastante con respecto a Windows 8.1  puedes utilizar un menú clásico instalándolo desde www.classicshell.net

Las ventajas que disfrutarás son:

  • Gestiona mucho mejor la memoria y los recursos del ordenador.
  • Ha solucionado varios problemas y bugs graves de Windows 8
  • Puedes disponer de varios escritorios virtuales.

  • Está disponible el software de reconocimiento de voz Cortana si utilizas micrófono.
  • Es posible vincular el PC a tablets o smartphones con windows mobile como sistema operativo.

 

Dicho todo esto he de
decir que yo actualicé y no he tenido ningún problema, mi configuracion es:

especi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como podréis comprobar mi configuración me permite disfrutar de la potencia y el rendimiento del procesador y el SSD así como de 8GB de ram suficientes para mover con soltura el sistema Operativo.

Mi consejo es que si estáis contentos con vuestro Sistema bien sea Windows 7 o Windows 8.1 y os parece que funciona bien no hay necesidad inmediata de la actualización  de Windows 10 pero si queréis probarlo no pasa nada por actualizar siempre que vuestro ordenador cumpla sobradamente con los requisitos mínimos y tengáis bastante espacio en vuestro disco duro ya que durante la instalación puede llegar a ocupar hasta 20GB quedándose luego reducido a la mitad.

Comprando a traves de los siguientes sitios me ayudas con el mantenimiento de la web:







Sígueme en mi canal de Telegram para estar al tanto de las últimas novedades pulsando en la imágen:



Publicado en Sin categoría

Deja un comentario y lo contestaré lo antes posible

A %d blogueros les gusta esto: